Midiendo el progreso social – primera parte

Todo son ciclos

Cuando en los medios hablan de la economía, escuchamos a menudo frases como la economía crece, la economía entra en recesión, la economía se contrae, etc. Estas expresiones y otras más se refieren a los ciclos económicos que son las curvas que conocemos de los medios. Cuando las curvas ascienden, toda va bien, los gobiernos se exaltan por su buena gestión y cuando las curvas se inclinan hacia abajo, es la hora de la oposición. Quizás aplazamos la compra de una lavadora en la que habíamos pensado durante mucho tiempo, y nos ponemos a la espera que las cosas cambien. Pero, ¿qué es realmente lo que se esconde detrás de conceptos de crecimiento, boom y recesión?

¿Cómo se mide el “éxito económico”?

Resumiéndolo en una frase, estas palabras describen la diferencia del rendimiento económico de un país respecto al año anterior. Si se habla en el caso de España de un incremento interanual de 3,1 % para el segundo trimestre de 2015, significa simplemente que en España se ha producido este porcentaje más que el año anterior. ¿Y cómo se mide lo que se ha producido en un año dentro de un país? Para responder a este pregunta tenemos que contar lo que se produce en un año en un país: coches, cuadernos, carriles bici, clases de inglés, cortes de pelo, etc. Este es el el Producto Interior Bruto, en sus siglas PIB.

Para medir el PIB existen diferentes soluciones, pero la más común es esta fórmula simplificada que define el Producto Interior Bruto como la suma del consumo (C) privado, las inversiones de las empresas (I), los gastos del Estado (G) y la diferencia entre exportaciones e importaciones (Exp – Imp), en resumen

PIB = C + I + G + (Exp – Imp).

Es la suma de todo lo que se produce en un país. Hay países que producen mucho y hay muchos otros que no consiguen alcanzar la producción de los mejores. Existen diferentes organismos que se encargan de analizar los datos económicos mundiales que sirven para hacer rankings y previsiones. Los organismo más conocidos son los del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional. Por motivos de coherencia me voy a apoyar solamente en esta última fuente, porque lo que nos interesa es más bien la historia y no las diferencias que puedan darse de diferentes cálculos. Según el informe del Fondo Monetario, los países que más han producido son Estados Unidos, China, Japón, Alemania y el Reino Unido.  Hasta aquí parece que no hay muchas sorpresas. En el gráfico abajo vemos el Ranking basado en los datos de 2014, medido en Euro. Impresiona la diferencia entre los dos primeros países, Estados Unidos y China, y los siguientes países. Estos son los 20 países más fuertes. Estados Unidos produce 66 veces más que el último país del ranking mundial, Malawi, que no aparece aquí.

Fuente: elaborado con datos de datosmacro.com

Fuente: elaborado con datos de datosmacro.com

¿Cómo se distribuye la riqueza?

La fórmula que acabamos de ver, no dice nada sobre cómo se distribuye la riqueza alcanzada porque representa sólo el total. A finales del año 2014, India alcanzó un resultado de 1,55 mil millones de Euros, cuatro veces el resultado de Suecia (0,43 mil millones de Euros). Sabemos que en Suecia se distribuyen los ingresos de forma más igualitaria que en India pero, ¿cómo se mide la distribución? Existe el PIB per cápita, lo que no es otra cosa que dividir el PIB por los habitantes de un país. Si aplicamos esta operación, un ciudadano de India ganó  1.227 € en el año 2014, mientras el PIB per cápita en Suecia alcanzó 44.400 €.  Vemos en estos dos números ya la gran diferencia económica entre estos dos países pero no sabemos nada de cómo se ha distribuido la riqueza. Dividir el PIB por habitantes simplifica demasiado. Habrá en India mucha gente que soñaría con ganar más de 1.200 € al año, pero también habrá muchos suecos que no alcanzarán los 44.000 € al año.

Fuente: elaborado con datos de datosmacro.com

Fuente: elaborado con datos de datosmacro.com


Un economista ucraniano y el New Deal americano

¿Por qué esta predilección por el PIB para medir la riqueza de un país? Para responder a esta pregunta echamos un vistazo a la historia. 

Simon_Kuznets

Simon Kuznets nació en 1901 en Ucrania, pero en 1922 emigró Estados Unidos. Terminó sus estudios de economía en la Universidad de Columbia y se convirtió en uno de los principales economistas de su país de acogida. Dedicó sus primeros años de investigador a recolectar datos económicos para entender mejor los procesos de la economía nacional. En el año 1929 irrumpió la crisis financiera en su nuevo país, una crisis que sacudiría a todos los países que estaban relacionados económicamente con Estados Unidos. Nadie sabía qué estaba ocurriendo hasta que Simon Kuznets presentó su informe National Income, 1929 – 1932. Para el presidente Hoover y sus asesores, este informe fue como una revelación porque por primera vez tenían en sus manos datos económicos de su país. Hasta la fecha desconocían simplemente los datos exactos sobre cuánto se consumía e invertía, hasta qué cantidades el Estado mismo gastaba y cuánto se exportaba e importaba.

FDRnewspaper

Sobre la base de estos datos era más fácil actuar. Mirando la fórmula arriba, vemos que todo es una suma. Si bajan el consumo o la inversión, hay que ajustar en otras posiciones y la más fácil es aumentar los gastos del Estado. Esta es la base de la política económica, llamada New Deal, con la que el siguiente presidente, Franklin D. Roosevelt trató de revertir las secuelas de la crisis.

Franklin D. Roosevelt en 1933

New Deal era el nombre de una serie de medidas que pretendían estimular la economía y mejorar la situación de aquellos sectores de población que más habían padecido el impacto de la Gran Depresión. Se realizaron inversiones en nuevas obras hidroeléctricas, carreteras y otros tipos de infraestructuras.  La fórmula para medir el Producto Interior Bruto entró en uso a partir de 1934. El economista británico John Maynard Keynes publicó dos años más tarde (1936) su famosa Teoría general del empleo, el interés y el dinero, donde propuso exáctamente lo que Roosevelt había hecho: estimular la economía con el gasto público.

Gracias al New Deal, la economía se recuperó, pero no sólo esto. Aunque inicialmente el propio Kuznets había advertido que un aumento del Producto Interior Bruto no conllevaría de forma automática más bienestar para todos los sectores de la población americana, cambió posteriormente de opinión, porque de hecho se había producido una redistribución de la riqueza, desde el 10 por ciento de los más ricos hacia la clase media americana. Sobre este nuevo panorama, Kuznets desarrolló su teoría según la cual en todas las sociedades la desigualdad económica se incrementa durante la transición del estado preindustrial al industrial. Conforme aumentan los ingresos nacionales, la desigualdad tiende a decrecer. Esta teoría es conocida como la Curva de Kuznets. En 1971 el economista recibió por sus aportaciones en su área el Premio Nobel de Economía.

Kuznets_curve

¿Por qué tiene tanto éxito el Producto Interior Bruto?

Indudablemente, su éxito se debe a la facilidad de recabar datos económicos de forma sistematizada. Gracias a ello, se pueden medir las diferencias económicas entre dos o más periodos. Dado que este indicador está en uso desde hace más de 80 años, se pueden construir series longitudinales y contemplar de esta manera la evolución económica durante varios años o décadas, con todas las variaciones, como pueden ser guerras o la implantación de nuevas reglas de mercado como la creación del mercado común en Europa.

No se puede criticar a Kuznet por el uso de su fórmula. Es muy cómoda y sólo requiere constancia en la colección de los datos económicos. Es más bien decisión política utilizar este indicador. Se mide la diferencia entre dos años y se ve el éxito o fracaso. Algunos cambios se reflejan con un retraso de tan sólo pocos meses, con lo cual un gobierno se puede declarar siempre responsable de una determinada política económica, en el caso de que sea un éxito. ¿Alguien se acuerda del Plan E del gobierno Zapatero?

Volviendo a la distribución del éxito económico. Según el Banco Mundial, en 2014 el PIB per cápita alcanzó en Estados Unidos 41.100 €, parecido al resultado sueco con 44.400 €. Sin embargo, difícilmente se podría afirmar que la riqueza se distribuye de la misma manera en ambos países. Desde el gobierno de Reagan, la tendencia ha sido más bien contraria. La desigualdad ha incrementado notablemente en Estados Unidos.

En la próxima parte veremos una alternativa para medir el progreso económico de un país y las buenas sorpresas que nos pueden dar algunos países como Brasil o Costa Rica que dan muy buenos resultados en progreso social, a pesar de tener un PIB per cápital bajo.

Anuncios

5 comentarios en “Midiendo el progreso social – primera parte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s