La extraña relación entre la religión y la paz

Cuando vemos las noticias del escenario internacional, especialmente las del Próximo Oriente, es difícil no imaginar que la religión sea una de las mayores causas de los conflictos. La violencia y el machismo en sociedades en las que la religión se muestra fundamentalista nos hace llegar a la conclusión de que la religión no puede ser buena. Por otro lado, las religiones más grandes del mundo, el budismo, el cristianismo, el hinduismo y el islam transmiten en su discurso también mensajes acerca de buscar la paz tanto en el ámbito personal como en la sociedad.  ¿Cómo es posible que aparentemente sean las religiones las causantes de muchos conflictos? Países con una constitución laica como los escandinavos, por ejemplo, parecen bastante más pacíficos, por lo que podríamos deducir que las religiones deben ser un factor negativo para la paz. Pero, ¿es la religión realmente el principal motivo de los conflictos armados?

El Institute for Economics and Peace (IEP) ha realizado un estudio sobre esta cuestión. Dicho estudio, Five Key Questions answered on the link between Peace and Religion, analiza la relación entre paz y religión. El IEP desarrolló en 2007 el Global Peace Index (GPI), un conjunto de 22 indicadores que, agrupados en tres áreas, miden el nivel de seguridad y protección en la sociedad, el grado de conflicto interno o internacional y el grado de militarización.

El estudio se basa en cinco preguntas que tratan de analizar si existe alguna relación entre la extensión de la religión en un determinado país y el estado de paz. Las cinco preguntas son:

  1. ¿Es la religión hoy en día el principal motivo de conflictos?
  2. ¿Determina la proporción entre fe y ateísmo en un país la paz en este país?
  3. ¿Determina la distribución demográfica entre suníes y chiitas la paz en países musulmanes?
  4. ¿Es la religión una clave para entender qué conduce a la paz?
  5. ¿La religión puede jugar un papel positivo en la creación de paz?

El formato de este blog no me permite entrar en muchos  detalles, sin embargo sí podemos comentar los resultados de forma global. En general, no se ha encontrado una correlación positiva entre la creencia religiosa y el nivel de paz en un país. Por ejemplo, Islandia obtuvo una posición alta en el GPI de 2013, es decir, es uno de los países más pacíficos del mundo y sin embargo registra un alto nivel de creencia religiosa. En cambio, los países que tenían en el pasado un alto nivel de ateísmo, no siempre muestran el mismo nivel de paz. Si excluimos un país tan extremo como Corea del Norte y nos centramos en Rusia, donde el porcentaje de personas que se declaran ateistas ha crecido desde el 61 % en 1990 hasta el  69 % en 2010, observamos sin embargo que en el Global Peace Index de 2013, Rusia obtuvo una de las últimas posiciones incluso detrás de Corea del Norte. Aquí ya tenemos un indicio de que el nivel de ateísmo poco tiene que ver con el nivel de paz dentro de un país, sino que hay otros factores de más importancia.

Conviene ahora recordar que el Global Peace Index define los Pilares de Paz como sigue:

  • un Gobierno y una administración pública que funcionan,
  • una cultura política que permite el libre intercambio de ideas y su expresión,
  • la calidad de servicios públicos,
  • la estabilidad política,
  • buenas relaciones con países vecinos y
  • bajos niveles de corrupción.

Una de las claves para que la paz sea realmente sea estable, es el tipo de sistema político. La mayoría de los países en los que actualmente existen conflictos armados, son países con regímenes autoritarios. Se define como conflicto armado aquél cuya violencia supone más de 100 víctimas al año sin incluir las del crimen organizado, sino únicamente las resultantes del enfrentamiento entre grupos de la población. En números: las democracias plenas tienden a ser un 58 por ciento más pacíficas, tienen un 131 por ciento menos de restricciones religiosas y 49 por ciento menos de hostilidades religiosas que los regímenes autoritarios.

La misma importancia adquiere el nivel de corrupción. Una sociedad donde una parte de recursos se destina a acelerar trámites, conseguir licencias u otras ventajas de este tipo, no ofrece el nivel de seguridad jurídica necesaria para minimizar conflictos. El informe del IEP recalca la alta correlación entre el nivel de paz y factores como la estabilidad de gobierno, las buenas relaciones con los países vecinos y los bajos niveles de corrupción. Dinamarca es uno de los países que destacan por su estabilidad política y su bajo nivel de corrupción. De hecho, desde hace mucho tiempo, en el índice de corrupción de Transparency International ocupa el primer puesto, es decir, hablamos del país con el menor índice de corrupción.

Asimismo, el informe destaca que los países con mayor libertad religiosa son normalmente más pacíficos que aquellos cuya libertad religiosa es menor. Sin embargo, se encuentra también con la paradoja de que países con una mayoría religiosa, es decir, con un porcentaje de más del 60 % de la población, tienden a tener niveles de paz más altos y registran menos hostilidades religiosas. Todo parece indicar que un grupo religioso con una representación alta es más tolerante hacia minorías religiosas por el hecho de no percibir ninguna “amenaza” de estos grupos.


Religions in the world

Después de tantos números, ¿podemos mantener la tesis de que la religión sea una de los mayores causas para conflictos armados? El informe del Institute for Economics and Peace rechaza rotundamente esta tesis. Es más, recalca que tras la imagen sangrienta que nos presentan los medios de comunicación, hay otros factores que sí puedan desencadenar la violencia. La relación entre religión y paz queda corta como variable explicativa. Para entender los factores que conducen a la paz hace falta aplicar una mirada más holística, tal como intenta el Global Peace Index. Mientras que la relación entre religión y paz tiene cierta importancia, existen además varios factores de mayor peso, entre ellos el tipo de gobierno y la administración. Casi todos están relacionados con la desigualdad social y económica, así como con la estabilidad.

Gandhi

PD: El día que quería publicar este artículo apareció la noticia del ataque suicida en Peshwar que mató a 141 niños y adultos. Ante esta noticia, se me pasaron las ganas de publicar cualquier cosa relacionada con la religión y conflictos. Lamentablemente, matar a sus próximos por motivos incomprensibles ha sido siempre un rasgo de la especie “humana”. Para una persona normal, matar a personas indefensas, aún más si son niños, es algo que desde luego no tiene ninguna justificación. En mi opinión, esto responde más al fenómeno de extremismo que puede vestirse de cualquier forma, de religión y/o del fascimo, como en los años 30. Así es como interpreto la aparición de los Taliban en Afganistán y Pakistán, y del “Estado Islámico” en Siria e Irak, como una nueva forma de fascismo, que poco tiene que ver con la religión.

Mi pésame para todos que han perdido a sus familiares en otro de estos ya incontables ataques suicidas.

Anuncios

2 comentarios en “La extraña relación entre la religión y la paz

  1. Yo si creo que la religión es causa de conflictos. Lo ha sido desde que unos se sentían “El pueblo elegido por su Dios y se creían con derechos divinos sobre los otros. Lo ha sido desde la “necesidad de evangelización fuera como fuese, lo ha sido desde el afán de recuperar los “Santos Lugares”, o de mantener los derechos que los preceptos divinos otorgan a un sexo sobre otro. Incluso los hay por defender que su pueblo, su tribu o su nación es donde se dio el hecho religioso y no en el sitio de los otros. Si bien la religión tratada como una necesidad del hombre no es un hecho negativo sino todo lo contrario, en cuanto llega al hombre se convierte en un instrumento útil para justificar tanto el bien como el mal disfrazándolo de bien. Solo hay que nacer en el sitio y la época adecuada para que si no eres lider seas esclavo de ella, capaz de hacer lo más sublime y lo más perverso. El secular problema y origen de conflictos de las religiones se encuentra en que de una manera u otra siempre encuentran a la Razón como enemiga.

    • El informe del IEP carece de una dimensión importante que es la que tu mencionas: la histórica. Posiblemente sea su defecto más llamativo. El estudio trata de hacer un análisis sobre la situción actual en todo el mundo y cuantificarlo basándose en el concepto de paz positiva de Johan Galtung. Este concepto es un intento de incluir más factores para “medir” la paz para no caer en la trampa de adherirse a lo más llamativo,que son siempre las imágenes que nos transmiten los medios de comunicación.
      Desde luego la religión ha sido siempre un instrumento muy útil y bienvenido para oprimir a cualquier “otro”, especialmente las religiones monoteístas. Es un rasgo que comparten con ideologías de cualquier color que también se creen en posesión de la verdad absoluta.
      Gracias por tu comentario, Santiago.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s