… soy conocido por mi hija y me siento orgulloso por ello.

Esta frase podría ser de cualquier padre, pero en algunas sociedades ser hija de alguien no es motivo de orgullo. Así nos lo cuenta  Ziauddin Yousafzai, el padre de Malala Yousafzai, la chica que va a recibir este año el Premio Nobel de la Paz por su lucha por la educación de los niños. Tiene ahora 16 años, y apenas dos años después del atentado en el que intentaron a matarla con un disparo, es aún más reivindicativa que antes. Ella y Kailash Satyarthi, el otro premiado, luchan por algo que en nuestras sociedades parece algo normal, el derecho a la educación.

Como comenté en mi último artículo, este premio podría crear una unión, por lo menos en lo que concierne a la lucha por la educación. En ambos países, el acceso a la enseñanza puede verse dificultado por la simple necesidad de tener que trabajar, algo contra lo que lleva luchando Kailash Satyarthi desde hace casi tres décadas. Pero el otro gran problema que tienen en común India y Pakistán, es que se trata de sociedades patriarcales, donde niñas y mujeres no tienen los mismos derechos que los varones. Especialmente en la educación se ve que muchas niñas no acuden al colegio o que lo hacen sólo durante la enseñana primaria.

India - Primary Education - Percentage of female students. Primary

Cuando se trata de educación secundaria, los datos son aún más desalentadores. Ahí vemos que alrededor de los años 2003 y 2004 la curva de escolarización se declina en el caso de Pakistán. Son los años que coinciden con la toma de varias regiones de Pakistán por los Talibanes y las niñas tuvieron que dejar el colegio, tal como contaba Malala en su blog para la BBC.

India - Secondary Education - Percentage of female students. Secondary

Malala Yousafzai y Kailash Satyarthi trabajan, cada uno a su manera, para mejorar las cirunstancias de los niños en general. Kailash Satyarthi lleva ya casi tres décadas involucrado en esta labor, pero Malala está al principio de su carrera. Su padre, Ziauddin Yousafzai, es una de las personas clave en la vida de Malala, por su incondicional apoyo hacia ella. En una charla que dió en Vancouver en marzo de este año, resumió su contribución al desarrollo de su hija con una frase: No le corté las alas a mi hija.

Te dejo aquí la charla en TED Talks. Si necesitas subtítulos, puedes elegir el idioma en el menú desplegable.

Anuncios

3 comentarios en “… soy conocido por mi hija y me siento orgulloso por ello.

  1. Pingback: … soy conocido por mi hija y me siento orgulloso por ello
  2. No me interesa si dicen que es propaganda, la chica es genial, es valiente, es poderosa, y siempre tendrá inútiles amargados criticándola. Malo sería que no fuera así. No me interesa, su mensaje es fuerte, es claro y es justo. El resto, no me importa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s