Poner puertas al mar

Escribir un blog

Esta mañana he empezado con una investigación típica de nuestro tiempos. Quería saber cuántos blogs existen en España. Dado que por lo visto no hay ningún registro fiable, introduje el término de búsqueda blogs en España. De los resultados, varios enlazan a certámenes del mejor blog en español, algunos a blogueros que hicieron la misma pregunta que yo, y otros enlaces apuntan a artículos que te aconsejan cómo ganar dinero con tu blog. También he visto dos directorios donde el autor puede agregar voluntariamente su propio blog. Cada uno dispone de una base de aproximadamente 6000 blogs registrados. Pero como que el registro es voluntario y muchos blogueros desconocen esta posibilidad, los datos reflejados en estos directorios no parecen fiables. Como Google entiende ya frases coherentes, intenté con la pregunta cuántos blogs hay en España. El resultado fue igualmente decepcionante. Después lo probé con la misma pregunta en inglés, lo que tampoco me trajo resultados. Sin embargo, una búsqueda tan simple como how many blogs are there, sin especificar el lugar, arroja resultados muy interesantes. Parece que, a nivel mundial, sí existen serios intentos de recopilar datos sobre la existencia de páginas web y de blogs. Los resultados son vertiginosos, luego volveremos sobre ellos. Sólo voy a adelantar un dato ahora. Según el empresario y Small Business Blogger Brandon Gaille se crea cada medio segundo un nuevo blog en algún lugar de nuestro planeta. Existen muchas plataformas para blogs, en función de sus contenidos, pero me atrevo a decir que las más importantes son Tumblr, Blogger, y WordPress, la plataforma que utilizo yo.

blog-327072_640 (1)

 El lenguaje de la WEB

Detrás de las siglas HTML (HyperText Markup Language), se esconde el lenguaje que ha hecho posible la red tal y como la conocemos ahora. Os contaré en otro artículo sobre la persona que inventó este lenguaje y por qué su idea fue tan revolucionaria. Antes de tomar la red la forma de World Wide Web (www…), existían muchas pequeñas redes entre universidades, instituciones públicas e instalaciones militares, pero todas eran redes independientes. Con la invención de HTML fue posible que se conectaran todas estas redes a través de un sistema de enlaces. Estos enlaces, o links, como se denominan en inglés, son la clave para crear las conexiones entre diferentes páginas, recursos o sitios web. HTML fue una auténtica revolución porque por  primera vez los documentos podían incluir contenido incrustado, como imágenes, y relacionarse entre sí mediante enlaces. La red ha cambiado, los buscadores trabajan ahora de forma contextual y además empiezan ya a entender frases de simple sintaxis. Pero el principio de enlace sigue siendo el mismo. Si trasladamos esta observación a nuestra vida “extravirtual”, veremos que ocurre lo mismo en nuestras conversaciones, de sobremesa, o en reuniones con amigos. Alguien cuenta una anécdota y probablemente menciona a otra persona que se le había contado anteriormente. Cuando un amigo nos habla, por ejemplo, de un viaje a la India, le será imposible no referirse a guías de viaje, enlaces en la red, galerías de fotos temáticas, a la embajada española, etc. Todo y todos estamos interrelacionados de muchísimas formas, y no hay manera de evadir ello, porque es el rasgo principal de cualquier formación social, que encontramos incluso en “formas primitivas”. Internet funciona de la misma manera. Todos los artículos hacen referencia a otros: a la Wikipedia, a otros blogs, a periódicos, a instituciones gubernamentales, agencias de viaje, etc. Mandamos correos, tweets, comentamos artículos, colgamos fotos y en algún momento chistoso ponemos verde a otros por sus fotos, y todo gracias a los enlaces. La red es una verborrea en dimensiones gigantescas donde toda conversación crea nuevos datos. Aquí tenéis una simulación impresionante en tiempo real de lo que está pasando en cada momento en la red. No sé si estos datos son muy fiables y también hay que tener en cuenta países como Irán y China donde el acceso a la red está restringido, pero la simulación sigue siendo espectacular.

Internet in Realtime

 

El sacrilegio de enlazar noticias

Algunos años después de crearse la World Wide Web, apareció Google. Sí, han existido otros buscadores como Altavista, pero ya sabemos la suerte que han tenido. El buscador de Altavista fue comprado por Yahoo, pero su cuota en las búsquedas es mínima ahora. Google es el mayor buscador que existe hoy en día. Sus robots rastrean ininterrumpidamente la red para encontrar, seguir y registrar enlaces. Aunque desde hace algunos años Google trata de introducir más productos en el mercado virtual, su principal función sigue siendo la del buscador. Si hoy escribo la palabra Ucrania en el buscador, los primeros resultados son invariablemente los medios de comunicación más grandes y un artículo en la Wikipedia. Y ahí está el problema. Con el artículo en la Wikipedia nadie tiene ningún problema, a los usuarios tampoco nos molesta que aparezcan artículos de periódicos. Seguimos el enlace, leemos el artículo y si escribo un blog dedicado a Temas de política e historia, lo enlazo. ¿Cuál es el problema entonces? Que nadie ha ganado ni un céntimo. Yo no pretendo obtener beneficios con mi blog, pero los periódicos tampoco habrán conseguido ningún ingreso cuando, en los tiempos que corren, el mercado de los print media está luchando por sobrevivir. Quizás Google sea el único que haya ganado con el enlace por la publicidad que acompaña cada redirección. Los medios de comunicación, y aquí me estoy refiriendo especialmente a los periódicos, ganan tráfico. Todos han leído la última noticia sobre Ucrania, pero los periódicos no han conseguido nada excepto en tráfico a su página y por ende, en reputación. El problema parece claro: todos leen las principales editoriales pero cada vez menos pagan por ello. Lo más lógico sería entonces introducir alguna modalidad de pago, ¿no? Cuando me interesa un artículo, estoy dispuesto a pagar una pequeña cantidad por la lectura y por tener la opción de guardarme el artículo. Sin embargo, excepto en casos muy contados en algunos medios extranjeros no he visto esta modalidad. El consumidor que decide pagar por la lectura, tendrá que suscribirse al periódico elegido por un año y a un precio que no es exactamente económico. Y solamente disfrutará el derecho de leer este determinado periódico. En vez de adaptarse al nuevo entorno, las editoriales siguen ancladas a un antiguo modelo de negocio que ya no funciona. Lo que sí funciona es la presión política, sobre todo de grupos mediáticos en España.

La solución de siempre

La solución de siempre, ya sé que el título es polémico, pero es lo que hay. El gobierno (sea del colorcito que sea) representa los intereses de unos pocos, en este caso los de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE). Son los editores de los periódicos ABC, Cinco Días, El Economista, El Mundo, El País, Expansión y Hoy. ¿De qué estamos hablando? El congreso ha aprobado la reforma de la ley de propiedad intelectual, que incluye la propuesta de introducir una tasa a los prestadores de servicios electrónicos de agregación de contenidos. Muchos piensan que esta definición está dirigida a servicios como Google News (un servicio voluntario, por cierto), pero también incumbe a otros buscadores como Yahoo, Bing o portales como Meneame o Netvibes. Asimismo puede afectar a blogs informativos, que es la preocupación que compartimos muchos blogueros. El proyecto de ley tiene que pasar por el Senado, pero sin duda alguna tendrá la aprobación de esta Cámara. ¿Por qué la solución de siempre? Porque el procedimiento de cobrar las tasas es igual al caso del canon de la SGAE. Es decir, son las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual las que se encargan de la recaudación y del reparto de las tasas. En el caso de la SGAE ya hemos visto de qué manera este tipo de entidades son capaces de enriquecerse sin que los autores vean sus trabajos recompensados. Según la nueva ley de propiedad intelectual no existe ni siquiera la posibilidad de renunciar a que otras entidades que “representen mis derechos” cobren si alguien enlaza un artículo mío, puesto que se trata de un derecho irrenunciable. Ante un proyecto tan surrealista, me queda sólo mencionar algunos datos, recopilados de la red. Según el blog Factshunt, el 31 de diciembre 2013, en la red existen estos datos:

  • 759 millones de páginas web, de las cuales unas
  • 510 millones parecen activas,
  • en el año 2013 se añadieron 103 millones nuevas páginas web,
  • 48% de los blogs y de las páginas web funcionan sobre la plataforma WordPress.

Eric Pangburn se limita en su análisis a cuantificar el número de blogs a nivel mundial, por supuesto. Según sus datos, existen

  • 101,7 millones de blogs en la plataforma Tumblr y unos
  • 63 millones de blogs en WordPress.

¿Para qué tantos números? Creo que estas cifras hablan por sí solas de la inmensidad de la red. Desde sus inicios, el crecimiento de la red ha sido exponencial y cualquier intento de limitar, canalizar, o de imponer tasas a vínculos parece algo tan surrealista que el entorno internacional ya se ha hecho eco de este nuevo intento de poner puertas al mar.

internet-123076_1280 (1)

También es posible que tengamos que pagar una tasa por compartir artículos en Twitter o en Facebook. ¿Crees que es un escenario realista?

Anuncios

2 comentarios en “Poner puertas al mar

  1. Muy interesante.

    Me parece que la prensa en España no se está sabiendo adaptar a los nuevos tiempos y, sí, es posible que al final acaben pagando los de siempre. La verdad es que, al menos yo, cada vez me informo más por blogs de gente que me demuestra su capacidad y criterio (este blog sin ir más lejos) y menos por los medios tradicionales, que me aportan poco. En definitiva… Sí, soy pesimista.

    Mientras tanto, tú sigue así y a ver qué pasa. Un saludo.

    • Muchas gracias por tu comentario, Mus. Evidentemente hay de todo en el mundo de los blogs, pero reconozco que yo me informo cada vez más a través de los blogs porque en los periódicos no encuentro la información que estoy buscando. Para muchos periodistas los blogs son también un medio para escribir sin tener que doblarse ante “las inquietudes” de los accionistas.
      Otro saludo para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s